NORMATIVA CASCOS

Normas, cascos, protectores auditivos
Lista no exhaustiva

Normativa general

Normas Europeas de Referencia

EN352-1 Orejeras
EN352-2 Tapones
EN352-3 Orejeras acopladas a un casco de protección
EN352-4 Orejeras dependientes de nivel

Todos los protectores auditivos pertenecen a la categoría II de la clasificación de EPIs.

Evaluación de la exposición al ruido:

La exposición diaria de un trabajador al ruido, nivel diario equivalente, se expresa en dB(A), medida calculada y referida a 8 horas diarias. En los puntos de trabajo en los que el nivel diario equivalente supere 85 dB(A), el empresario deberá suministrar protectores auditivos a los trabajadores expuestos. En los puestos de trabajo en los que el nivel diario equivalente o el nivel de Pico superen 90 dB(A) o 140 dB respectivamente, todos los trabajadores deberán usar protectores auditivos, cuyo uso obligatorio se señalizará según lo dispuesto en el R. D. 1316/89.

Evaluación de la atenuación acústica:

Los métodos de evaluación están recogidos en la norma IS0 4869:

El método Banda de Octava especifica ocho valores de atenuación en decibel en ocho frecuencias diferentes: 63 125 250 1000 2000 4000 6000 8000. Los valores de protección asumida (APVf) son valores de atenuación mínimos de cada frecuencia referida. Estos valores se obtienen sustrayendo, para cada frecuencia considerada, la atenuación media del protector en Altas (H) y Bajas (L) frecuencias.

El método HML especifica tres valores de atenuación en decibel, determinados a partir de la atenuación por banda de octava del protector. Las letras HML representan la atenuación media del protector en Altas (H), Medias (M) y Bajas (L) frecuencias.

El método SNR especifica un solo valor de atenuación, la Reducción Simplificada del Nivel de Ruido. El valor SNR indica la atenuación media del protector en todas las bandas de frecuencia.

Los valores HML y SNR no son derivados de una media aritmética de los valores de protección asumida de la medición en bandas octava, sino que se derivan de la aplicación de formas logarítmicas indicadas en la norma IS0 4869.

Selección y uso:

Evitar sobre protección: se debe evitar elegir protectores que proporcionen una atenuación del ruido demasiado elevada ya que se pueden generar problemas de comunicación o resultar menos confortables con lo cual el tiempo que el usuario los lleva puestos se verá reducido.

Confort: el protector más eficaz es el que se utiliza continuamente. Por eso deben ser los más cómodos posible. De este modo el usuario es motivado a llevarlo durante toda la exposición al ruido, factor determinante para una protección real. Conviene que el protector sea elegido por el usuario.

Tipo de protector: en ambientes de altas temperaturas y gran acumulación de polvos es preferible utilizar tapones, mientras que en situaciones de exposición repetida a ruidos de corta duración es preferible usar orejeras o tapones con arnés ya que su colocación y retirada es más rápida.