PROTECCIÓN VÍAS RESPIRATORIAS

Normas, las gafas
Lista no exhaustiva

Normativa general

Normas Europeas de Referencia

EN149 Mascarillas autofiltrantes de protección contra partículas.
EN405 Mascarillas autofiltrantes con válvulas de protección contra gases o gases y partículas.
EN140 Mascarillas.
EN136 Máscaras.
EN141 Filtros contra gases y filtros mixtos.
EN146 Dispositivos filtrantes contra partículas, de ventilación asistida.

Todos los equipos pertenecen a la categoría III (riesgo de muerte o lesiones graves) de la clasificación de los EPIs.

Para determinar la selección de la mascarilla y/o filtros, es preciso conocer:
El contaminante, su concentración y su toxicidad.
El valor TLV.
El factor de protección nominal del protector.
El factor de protección requerido.

TLV o Nivel de Exposición Ocupacional. Es la concentración máxima de una sustancia contenida en el aire, calculado el promedio sobre un periodo de 40 horas semanales durante el cual, según los conocimientos actuales, un trabajador puede estar expuesto día tras día sin un probable riesgo para su salud.

Factor de protección nominal: la relación entre la concentración de un contaminante en el ambiente y su posible concentración en el interior de la mascarilla. Se calcula a partir de un ensayo normalizado EN.

 
Mascarillas EN149
Mascarillas EN405
Mascarillas EN140
Mascarillas EN136
Partículas P1 4.5 4.5 4.5 5
Partículas P1 12 12 12 16
Partículas P1 50 50 50 1000
Gases y vapores - 20 20 2000

Factor de protección requerido: la relación entre la concentración madia del contaminante en el lugar de trabajo y el TLV.

Dividendo la concentración media del contaminante en el ligar del trabajo por el TLV de dicho contaminante, se obtiene el factor de protección requerido. El equipo adecuado debe proporcionar un factor de protección nominal superior al factor de protección requerido. Ejemplo:

Contaminante: Celulosa (partícula sólida)
Concentración: 40 mg/m3
TLV: 5 mg/m3
Factor de protección requerido: 40/5=8
Recomendación: FFP2 (factor protección nominal 12)

Sustitución de los filtros: no es posible determinar un tiempo de eficacia de un filtro, puesto que diversos factores influyen en su duración; humedad relativa, temperatura, ritmo respiratorio, capacidad pulmonar, concentración y naturaleza del contaminante. Se recomienda sustituir el filtro cuando se advierta un incremento de la resistencia respiratoria o el olor del contaminante.